Seguidores

Visitas

martes, 14 de agosto de 2012

Capítulo 48

Hola :) A ver una cosa... Lo del nombre de la novia de Harry... Pondré la encuesta y os pediría un favor... NO VOTÉIS POR VOSOTRAS MISMAS, POR FAVOR. Muchas no me vais a hacer caso (lo sé) pero yo votaré por el nombre que más "pegue" con el de Harry, no pienso votar por mi nombre.
Como ya he dicho, vais a votar por vosotras, es lógico, os hace ilusión...
Como hay gente que os llamáis igual vais a tener más posibilidades. Me complico la vida con lo de los nombres :$ Una pregunta ¿qué os parece si yo elijo el nombre? De todos los que me habéis dado, decir la verdad. Encuesta o lo elijo yo (lo elegiría por el que más pegara, no hago favores a nadie).
Perdón por el discursito pero es que estos días estoy estresada (vale, Sandra, para ya que a nadie le interesa tu vida)... Y eso, espero que me entendáis :$ Besos y ya os dejo en paz para leer.
---------------------------------------------------------------------------------

[Narra Sandra]

Terminamos de cenar y vamos a casa de Harry y Cris, llamo a Niall mientras ellas preparan unas palomitas y una película para ver.
-Hola -digo-.
-Hola mi sol -me dice Niall haciendo que me ria-.
-¿Me vas a decir por qué me llamas así?
-Haber, sin el Sol no podemos vivir, ¿verdad?
-Aha -afirmo-.
-Yo no puedo vivir sin ti -dice Niall, una sonrisa curva mis labios mostrando mis dientes-.
-Te quiero.
-Yo más -dice él firme-.
-Mentiroso jaja ¿qué tal el concierto? -pregunto-.
-Genial, estamos preparándonos para el vuelo a Irlanda.
-Yo voy a ver una película -digo riéndome-.
-Pues disfrutala, me tengo que ir, mañana hablamos.
-Te quiero.
-Yo también mi sol -finaliza diciendo Niall haciendo que nos riamos ambos-.
Ya han elegido la peli y creo que también han echo las palomitas, que bien huele.
-Coged un bol y acomodaos en el sofá -dice poniendo voz de hombre Cris-.
-Sí, mi capitana -dice Paula haciendo que yo no pare de reirme-.
-Ésta es igual que su novio, mucho "jiji" y "jaja".
-¡Parad! Me duele la tripa -digo riéndome y secándome una lágrima de la risa-.
-Oh que pena... Quizás con cosquillas -dice Paula y mira a Paula-.
-No chicas, no, no, no. Ahhhhhh jajajajajajj -comienzan a hacerme cosquillas y empezamos a reirnos las tres-.
Estos momentos son los que se recuerdan cuando somos mayores, tengo un montón de buenos recuerdos con ellas y con Niall, por supuesto, y con los chicos. Por estas razones me siento afortunada, amistades, amor y familia que me quieren.
Comenzamos a ver la peli, se trata de "La Última Canción".
-Que bonita -digo al terminar la película-.
-Sí y que bueno estaba el actor -dice Cris haciendo que nos riamos-.
Nos quedamos a dormir en casa de Cris.
A la mañana siguiente me fui a mi casa, pasé por un kiosko a comprarme una revista, vi a los chicos en más de una revista pero yo quería una de moda, compré una y me fui.
Dejé la revista encima del sofá y me fui a ponerme ropa más comoda; me acomodé en el sofá y eché un vistazo a la revista, ropa, ropa y más ropa; pero... ¿qué es esto? Esa chica se parece a... Espera, espera, espera, esa chica soy yo, a ver que pone:
"Sandra, la novia de Niall del grupo One Direction, nos demuestra que sabe llevar la ropa con mucha clase y mucho estilo, la camiseta blanca con la falda de flores se lleva mucho. Esta semana es nuestra 'star' con más estilo"
Esa foto era del verano, ahora era otoño, que frío tendría con esa falda jaja, tenía mi cuaderno de dibujo en la mesita al lado del sofá, cojo mi lápiz y como si la inspiración fuera un soplo de viento que acababa de llegar a mí, comencé a dibujar. Dejé el lápiz y miré orgullosa mi dibujo, sí, con ese vestido me quería casar, dije y sonreí.
Pasé el resto del día contenta y pensando en Niall, hice una twitcam, me vieron unas 3.000 personas y una de ellas fue Niall jaja, duro media hora o por ahí. Por la noche me cogí un bol de helado de chocolate y escuché los discos de los chicos, con los ojos cerrados, apreciando cada palabra, cada matiz de voz, cada vez que sus voces se juntaban se me ponía la piel de gallina, me fui a la cama aunque con mi móvil, estaba metida en Twitter jeje.
Me dormí sobre las 2 de la mañana, mañana sería otro día.

lunes, 13 de agosto de 2012

Capítulo 47

Hola!! :) Madre mía que de comentarios en el capítulo anterior jjajajjaja Siento que sea un capítulo rollo :S Ya tengo la novela terminada :) Os informo, el último capítulo será el 50 y después hay un Epílogo que es como un siguiente capítulo pero ya con el final final jeje Espero que os guste Bessitos preciosas
-------------------------------------------------------------------

[Narra Niall]

Sandra y yo nos casariamos, ya empezamos a prepararlo, preparamos una cena con sus padres y los míos, ellos ya se conocían, los padres de Sandra empezaron a estudiar inglés y se desenvolvían bastante bien.
One Direction tenía cada vez más fama y mejor posición en las listas, eramos número 1 con nuestros singles y nuestros discos.
Todos los chicos seguían igual de bien con sus chicas y papá Liam muy feliz.
Ya han pasado tres meses desde que le pedí a Sandra que nos casasemos, hoy dabamos un concierto en Manchester y mañana uno en Dublín, estaba sentado al lado de Harry en el autobús de gira.
-¿Habéis pensado en tener hijos? -me preguntó-.
-La verdad es que no se lo he preguntado... Harry te voy a contar una cosa que no se la hemos contado a nadie...
-¿Qué es?
-Cuando Sandra y yo llevabamos un año, ella tuvo un retraso y pensamos que estaba embarazada pero no lo estuvo -dije, Harry asintió-. Y ambos nos habíamos echo ilusiones pero nunca más hemos hablado del tema...
-Ya... Imagínate que vas a ser padre, imagina que Sandra está embarazada, ¿cómo te sientes? -me preguntó Harry, sonreí al pensar que fuera verdad aún sabiendo que no lo era-. Eso quiere decir que te gustaría -dijo Harry sonriendo-.
Llegamos a Manchester y fuimos a la prueba de sonido, esta noche sería el concierto.

[Narra Sandra]

Ya que hoy los chicos estaban de concierto Cris, Paula y yo hemos aprovechado para ir a cenar, quizás a un italiano o a un mexicano. Pero aún son las 3 de la tarde así que estoy en mi casa con la radio y mi cuaderno de dibujos; en la radio suena Small Bump de Ed Sheeran ( http://www.songstraducidas.com/letratraducida-Small_bump_36441.htm canción que trata de una embarazada, escuchadla, es muy bonita) y sin comerlo ni beberlo comienzo a dibujar vestiditos, zapatitos, pijamitas... Sí, como lo escucháis, no estaba dibujando cosas de mujer ni de hombre sino de bebé, una sonrisa ocupa toda mi cara, aparto un mechón de cabello que no me deja ver y me lo acomodo detrás de la oreja. Miro los dibujos que acabo de dibujar y no paro de sonreir, la canción sigue sonando, me acercó a un espejo con un cojín en la mano, me lo acomodo bajo mi camiseta y me observo a mí misma acariciándome la falsa barriga. No puedo parar de sonreir, ¿habría llegado ya el momento? Primero quería la boda pero ¿qué pensará Niall sobre lo de quedarnos embarazados?
Me quitó el cojín ya que la canción ha terminado pero sigo feliz, observo mi anillo y lo toco, me encanta.
¿Y si diseño mi vestido de novia? Ese pensamiento acaba de entrar en mi cabeza y lo estoy considerando, paso la página de mi cuaderno y empiezo a dibujar un vestido de novia, ni al segundo ni al tercer intento me salió uno que me gustara... Ni siquiera al cuarto intento, quizás ahora no tenga inspiración. Me preparo para cenar con las chicas, unos pitillos rotos negros con una camiseta y mi chaqueta marrón, vienen a buscarme y nos vamos a cenar.
Nos contamos de todo, desde cosas que nos sucedieron de pequeñas hasta cuando estamos con nuestro amor, me lo paso genial con ellas, hablamos más que comemos, entre risas y anécdotas. Recibo un mensaje y sonrio al leerlo.
-Ya está Niall poniéndola cositas de amor -dice Cris haciendo caras-.
Sí, era un mensaje de Niall.
"¿Qué tal mi sol? Acabamos de terminar el concierto, llámame luego si puedes, te amo"
Le contesto.
"¿Desde cuando me llamas 'tu' sol? :) Cris, Paula y yo estamos terminando de cenar, te llamo luego, te quiero".
Guardo mi móvil y pincho un poco de mi comida, Cris y Paula me miran con cara atontada.
-¿Qué? -las digo con una pequeña risa-
-Se nota que estás enamorada -dice Paula-.
-Se ha puesto roja -me señala Cris y empezamos a reirnos-.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Capítulo 46

Vas happenin!!!?? jajaja Bueno no sé que más decir, que espero que os guste el capítulo jajaja Siempre lo digo, a lo mejor algún día hago un capítulo feo y no os gusta jajaja pero bueno, es bastante bonito este capi =)
Por cierto, ¿visteis la clausura de los juegos olímpicos anoche? Me encantó la actuación de los chicos :) Salieron guapísimos ejjeje :) Besaaaaaaaaazos! :)
-----------------------------------------------------------------------------

[Narra Sandra]

El tiempo seguía pasando... Hoy era nuestro séptimo aniversario, 25 años casi tenía, quedaba una semana.
No creo que Niall haría nada especial esta vez, siempre ha echo demasiadas cosas por mí.
-¿Adivina dónde vamos a ir esta noche, princesa? -dijo Niall abrazándome-
-Cuenta -dije sonriendo-.
-He alquilado un barco para nosotros dos.
-¿En serio? -dije abriendo la boca-
-Sí -dijo asintiendo con los ojos cerrados, que monoso ejje-.
-Eres el mejor.
Me puse un vestido rosa claro con estrellitas negras y un pequeño lazo en la parte alta de atrás, me hice un recogido en el pelo.
-Te has puesto preciosa -me dijo Niall al verte-.
-Siempre dices eso -dije riéndome-.
-Porque es la pura verdad -dijo Niall cogiéndome de la mano-.
Una limusina nos llevó al barco y zarpamos, en una mesa estaba nuestra cena, estaba deliciosa. Brindamos con champagne, cogimos nuestras copas y observamos el mar, se reflejaba la hermosa luna que había esa noche.
-Siete años juntos -dije sonriendo y chocando nuestras copas-.
-Deja la copa un momento -dijo Niall cogiendo mi copa y dejándola en la mesa-. Siéntate.
-Vale -dije-.
-Sandra estos años que he pasado contigo han sido los mejores de mi vida, lo digo en serio, hemos pasado por muchas situaciones, pero yo te sigo amando igual o incluso más desde que nos conocimos. Jamás pensé hacer esto, es muy de película, pero allá voy -dijo Niall-.
Se arrodilló en el suelo, ¿estaba haciendo lo que creía que estaba haciendo? Sí, sacó una pequeña caja y la abrió mostrando el anillo que se encontraba en su interior.
-Sandra, ¿quieres casarte conmigo?
-Sí, por supesto que quiero -dije con lágrimas a punto de salir de mis ojos-.
Niall me puso el anillo y me cogió en brazos mientras nuestros labios seguían pegados besándose como si fuera la primera vez.

-Te amo -le dije al oido-.
-Un momento -me dijo separándose de mí-.
-¡Amo a Sandra, la mujer con la que me voy a casar! -dijo Niall gritando y mirando al cielo-.
Sonreí, él giró su cabeza y sonrió también.
-Aún no te he dado tu regalo -dije sonriéndole-.
-Dame, dame, dame -dijo como un niño pequeño poniendo caras raras, no paraba de reirme-.
-Me ha costado mucho hacerlo -dije dándole su regalo-.
Él lo desenvolvió, vio un lienzo pintado por mí en el que saliamos dibujados los dos. Una lágrima corrió por su mejilla pero él sonreía.
-Me encanta -dijo Niall secándose la lágrima-.
Sonreí, me pegué a Niall y nos besamos durante un largo tiempo.
-Vamos a ser muy felices, lo presiento -dijo Niall-.
-Sí -dije mientras le miraba con una ganas enormes de besarle-.
Nos besamos y nos volvimos a besar, el barco volvió al lugar de regreso, mi anillo seguía en mi dedo, cada vez que lo miraba sonreía, me sentía muy afortunada, sería una boda perfecta.


Capítulo 45

¿Qué tal? :) Bueno, ya vamos por el capítulo 45 :') Jeje, os vengo a dar noticias en general de la novela nueva, a todas os gustaría participar como la protagonista, que sería la novia de Harry, peeeeeeeeeeeero es imposible que todas tengáis ese papel... Dejarme vuestro nombre abajo, sólo un nombre por persona, os dejo de margen 5 días para comentar diciendo vuestro nombre, si alguien deja un comentario más tarde no lo aceptaré (sorry) y todos los nombres los pondré en una encuesta para que votéis, y si no os importa también propongo mi nombre, Sandra jejeje. La que más votos consiga será la "novia de Harry", la encuesta estará bastante tiempo.Ya paro de hablar, a leer jajaja besos!!! :)
-----------------------------------------------------------------------------

[Narra Niall]

El tiempo pasó, un año, dos años. A veces me separaba de Sandra por las giras y las grabaciones de los discos, pero si teniamos que estar separados 3 meses ella se venía con todo el equipo, si eran 2 o 3 días Sandra esperaba en nuestra casa.
Danielle y Liam fueron papás, Liam lloró mucho cuando Alexia, o Alex como la llamamos, nació; es un padre ejemplar, siempre está protegiendo a su pequeña pero en las giras realmente lo pasa mal, así que aprovecha cualquier momento para ir a Londres.
Ahora mismo, 28 de junio de 2015, acababamos la gira de Estados Unidos, por fin volvería a ver a Sandra. Ahora eramos más maduros, ambos teníamos 21 años y eramos practicamente adultos... ¿A quién intento engañar? Somos los mismos de siempre, que se levantan un domingo a las 2 de la tarde comiendose a besos y haciendose cosquillas. Poco habíamos cambiado... 
Bueno, teniamos un perro, se lo regalé a Sandra por nuestro tercer aniversario, un Pastor Alemán cachorro.
En general, eramos felices, pocas discusiones, y si teniamos alguna discusión nos perdonabamos a los 5 minutos.
Ya estamos llegando a Londres, todos los chicos echamos de menos a nuestras novias. Entre los chicos sigue habiendo el buen rollo de siempre, Louis haciendo el tonto y haciendo que me den ataques de risa.
El avión aterriza, salimos del avión, hay cientos de fans esperándonos, las saludamos y firmamos algún autógrafo aunque Paul (el manager) no nos deja mucha libertad, él nos protege.
Nos subimos en el bus, dejamos las maletas y nos montamos todos, incluido los músicos, las peluqueras, maquilladoras, etc. Por lo que el autobús queda bastante lleno.
Me acomodo en mi asiento, no tengo ningún compañero a mi lado pero tampoco me preocupa mucho, voy a mandar un mensaje a Sandra para decirla que ya estoy de vuelta.
La envió el mensaje y escucho el sonido de un móvil que acaba de recibir un mensaje, levanto mi cabeza y la veo allí, a mi lado, ella sonrie, no me lo puedo creer.
Me levanto y la cojo la cara con las manos para besarla.
-Te he echado de menos -me dijo ella-.
-Sólo ha sido una semana -dije sonriendo-.
-Lo sé -dijo Sandra riendo-.
Ahora tenía una compañera de autobús, no hay nadie mejor para ocupar ese sitio.
Paramos en la casa de Liam, Danielle y Alex esperaban afuera de su casa, Alex era igual que su padre, iba vestida de vaquera, adorable. Liam bajó del autobús y cogió a su pequeña dándola vueltas por el aire, Danielle contempla la escena feliz, se dan un beso. Casa por casa fuimos quedando menos en el autobús, nuestra casa era la más lejana así que seguramente seríamos los últimos... Y efectivamente eramos los últimos.
Terminamos de meter las maletas en casa.
Ted (que es como se llamaba nuestro perro) me recibió contento.
-Hoy te invito a cenar -dije contento-.
-Genial -dijo Sandra dándome un beso-.
Sandra diseñaba ropa, la verdad es que era buena pero no vendía su ropa ni nada, ella la dibujaba. Estoy intentando convencerla para que se lleve sus diseños a un amigo mío que es sastre, así podría tener su propia ropa.
-¿Algún día vas a hacer tus diseños realidad? Quiero verte con este vestido -dije señalando uno de sus dibujos-.
-Vaaale, pero solo para que dejes de darme la lata -dijo ella riendo-.
Llamé a mi amigo, él accedió encantado, dijo que pasado mañana le llevaramos un diseño. Sandra estuvo muy emocionada estos días, le hacía mucha ilusión, cenamos en un restaurante de 5 tenedores, estaba cansado por el cambio horario así que nos fuimos pronto a casa.
Terminaron de hacer el diseño de Sandra, era un vestido muy bonito, azul claro de tirantes con un cinturón, cuando lo trajeron a casa Sandra se lo probó, la quedaba de maravilla, me quedé embobado mirándola como sonreía. Seguía enamorado de ella como el primer día.








(La foto no tiene que ver con el capítulo pero me hacía gracia jajja)



Capítulo 44

Hola! Como ya os dije en el capítulo anterior estos capítulos son más cortitos, lo único es que intentaré subirlos más a menudo, ¿vale? Bueno, espero que os guste el capítulo :)
------------------------------------------------------------------------------------

[Narra Sandra] 

Eran las 10 de la noche, decidimos ir a la terraza, la parte más alta de la Torre Eiffel. La vista era impresionante, Niall me abraza por detrás, poniendo su cabeza en mi hombro y sus manos en mi tripa.
-¡Guau! -exclamo con la boca abierta-.
-Precioso, ¿a qué sí?
-Pocas cosas son más bonitas que esto -susurro-.
-Tú eres más bonita que esto y que cualquier cosa.
Me giro sonriéndole.
-Te adoro -me acercó más a él, que me envuelve en sus brazos-.
-Y yo a ti, princesa -dice Niall y me besa-.
-Esto es tan perfecto, no me lo merezco -dije mirando a la Luna-.
-Te mereces esto y mucho más -me dijo Niall dándome un beso en el cuello-. Tengo un pequeño regalito.
Me separé de él, se estaba pasando, me hace demasiados regalos, es un amor.
-Ten, princesa -dijo sacando un estuche de su bolsillo, era bastante grande-.
Abrí el estuche y me quedé mirándolo fijamente, era el mismo collar de corazón que esa tarde habiamos visto.
-Pero... ¿cuándo lo has comprado? -pregunté con lágrimas en los ojos-.
-Te lo digo si no lloras.
-Está bien -dije riendo-.
-¿Te acuerdas del teatro de marionetas?
-Sí.
-Como estabas tan concentrada entré en la joyería y lo compré -dijo sonriendo-.
Le besé, un beso especial, dos personas besandose en lo alto de la Torre Eiffel, un beso que señala el amor de esas dos personas.
Permanecimos ahí arriba, abrazados, dándonos besos, mientras un poco de música tranquila sonaba, un amor verdadero, que ni siquiera las barreras pueden separarlo.
Hemos aprendido a afrontar nuestras imperfecciones, a crear un amor entre dos personas que es más fuerte que cualquier otra cosa.
Volvimos al hotel, nos cambiamos de ropa y nos tumbamos en la cama. Niall tiene una mano sobre su cabeza mientras que la otra pasa por mi hombro, yo tengo mi cabeza sobre su pecho, pudiendo apreciar el latido de su corazón; con mi mano, que también está sobre su pecho, le hago caricias en su torso.
Estamos a punto de dormirnos pero una pregunta vienen a mi mente.
-Niall... -susurro-
-¿Qué ocurre? -dice apartando un mechón de mi cabello poniéndolo detrás de mi oreja-.
-¿Por qué me tratas tan bien? Es que, a ver, no he tenido muchísimos novios pero nunca nadie me ha tratado como lo haces tú -dije curvando una sonrisa en mis labios-.
-Yo tampoco he tenido muchas novias, siempre he esperado a una chica especial, a la chica que me haga feliz, que me haga sentirme el hombro más maravilloso del mundo... Y he encontrado a esa chica -dijo y me dio un beso en la nariz-.
-Gracias... Por todo, pero sobre todo por hacerme feliz.
Nos dormimos, sin separarnos un solo milímetro.

[Narra Niall]

He dormido un montón de noches con sandra en esta posición, pero hoy no puedo dormir, ella sí, duerme feliz. Sonrio. ¿Puede haber algo más maravilloso que esto? Estar en la misma cama con la mujer que amo, me divierto jugando con su pelo aunque ella no se da cuenta. Consigo dormirme, pero me duermo sabiendo que lo que más me importa está entre mis brazos.

Capítulo 43

Hola!!! Siento no haber subido capítulo en estos días jeje Pero esque para poner las fotos lo hago desde el ordenador y escribo los capítulos en el iPad jeje osea que un poco lioso. Quizás los capítulos que vienen a continuación sean cortitos, pero esque quiero llegar al capítulo 50 y así lo reparto mejor, espero que os parezca bien :) Besos y a leer! Muchas fotitos en este capítulo jeje
----------------------------------------------------------------------------------------------

[Narra Sandra]

Bajamos al restaurante del hotel, unas fans nos pidieron una foto.
-¿Qué quieres hacer esta tarde? -me preguntó Niall mientras comiamos-
-¿Salimos a ver tiendas?
-Te encanta comprar ¿eh?
-No, me encanta la ropa y nunca he visto una tienda francesa -dije haciendo pucheritos-.
-Está bien -dijo Niall riendo-.
Terminamos de comer y estuvimos en el centro de París, había un montón de tiendas, entramos en una.
-Mira, tienen ropa de chica y de chico -dije-.
-Pues hasta luego -dije Niall riendose-.
Él se fue donde la ropa de hombre y yo donde las mujeres, había ropa chulísima, cogí una camiseta que ponía "I Love Paris" y dentro del corazón una Torre Eiffel. También cogí una camiseta de Minnie en rosa clarito, cogía todo en el brazo para probármelo luego. Una falda con vuelvo negra me enamoró, pero en ese momento vi un vestido blanco de encaje con un cinturón finito y me enamoré de él completamente. 

Cogí toda la ropa y me la probé, realmente me gusto ese vestido, esta noche lo estrenaría.
Compré la ropa con mi dinero y esperé a Niall afuera de la tienda, apareció a los 10 minutos.
-¿PERO QUÉ HAS COMPRADO? -dije con los ojos como platos al ver que tenía 4 bolsas llenas de ropa-. Tienes un problema con las compras -dije riéndome-.
-Creo que me he comprado una camiseta de todo -dijo enseñándome la bolsa-.
Nos reimos, yo solamente tenía dos bolsas, y una la ocauaba el vestido, pero Niall llevaba las camisetas arrugadas, en una bolsa por lo menos había 7 u 8 camisetas, y llevaba 4 bolsas.
-Me gustaría comprarme un collar -dije al pasar por delante de una tienda de complementos-.
Entramos, sólo había chicas pero Niall pasó y me cogió las bolsas.
-¿Te gusta este? -dije enseñándole un collar con una piruleta-.
-Tú ya eres dulce, no necesitas ese collar -dijo Niall, yo me reí-.
-Este, quiero este -dije sin pararme de reir, era un collar de One Direction, salían ellos, Niall no contuvo su risa-.
-Anda, vamos a una joyería -me dijo Niall-.
-Jaja vale -dije-.
Nos detuvimos enfrente de una joyería, había collares preciosos.
-Ese es bonito -dijo Niall señalando un collar en forma de corazón-.
-Debe costar bastante... -dije al ver que era de oro y tenía brillantes- Venga vamos a mirar otras cosas -dije-.
-Oh mira un teatro -dijo Niall-.
Nos acercamos a verlo, me concentré en lo que decía cada muñeco, ya que era un teatro de títeres, apenas entendí gran cosa.
Terminamos de dar el paseo por París, ya era por la tarde aunque el cielo se estaba volviendo oscuro, volvimos al hotel para cambiarnos de ropa e ir a la Torre Eiffel.
Me puse mi vestido con unos tacones negros, me maquillé ligeramente dándome un aspecto natural, gloss rosa claro, un poco de sombra coral en los ojos y rimel.
Cuando terminé salí del baño, aún Niall no me había visto ni yo a él.

Niall llevaba una camisa azul oscura con unos vaqueros negros y unos zapatos de vestir. Estaba sentado en el sofá pero cuando salí del baño subió la cabeza y me miró.
-Estás impresionante -dijo cogiéndome la mano y dándome una vuelta, yo reí-.
-Tú estás guapísimo -dije dándole un suave beso-.
-He alquilado una limusina.
-¿En serio? Jo, Niall, eres el mejor, te quiero tanto.
-Todo esto lo hago porque te amo, sino no te llevaría a la Torre Eiffel ni te comería a besos cada día.
Sonreí y cogí mi chal.
Nos montamos en la limusina, llegamos a la Torre Eiffel y subimos en el ascensor, íbamos viendo como las personas se hacían más pequeñas y subíamos más, llegamos a lo más alto, dónde se encuentra el restaurante.
-Niall, esto es precioso -dije emocionada-.
-Sí, y ya verás las vistas.
Un señor nos atendió y nos acompañó a nuestra mesa, había un ventanal enorme en el que se veía un hermoso paisaje, parejas caminando y, lo más bonito, una hermosa luna que estaba llena.
-¿Te gusta? -me preguntó Niall-.
-No... Me encanta -dije sonriendo-.
Cenamos un plato típico de Francia acompañado de Champagne, nos tomamos la botella entera.






sábado, 4 de agosto de 2012

Capítulo 42

Hola! Creo que me voy a hacer famosa porque siempre os dejo con la intriga ajajajja Por fin podéis leer por qué Sandra llora y espero que os guste tanto como todos los capítulos :) No os dejo con mucha intriga en este capítulo ajajaj :) Besos!!!
-----------------------------------------------------------------------------

[Narra Niall]

-Niall... No sólo he llorado por lo del vestido... Tengo que decirte algo muy importante...
-¿Qué sucede? -pregunté-.
-Tengo un retraso...
-Pero, ¿cómo? -pregunté atónito- Hemos tenido cuidado.
-Lo sé, pero tendría que haberme venido hace 1 semana -dijo ella-.
-¿Te has hecho un test de embarazo?
-No... Niall... -sus ojos comenzaron de nuevo a llorar- Tengo miedo... Mucho...
-Tranquila, yo estoy contigo, ahora y siempre ¿de acuerdo? -dije abrazándola fuerte-.
-Te quiero...
-Y yo, y si vamos a tener un bebé le querré tanto como a mi vida, y mi vida eres tú -dije mirándola a los ojos-.
Ella se acercó a mis labios y depositó un beso húmedo de lágrimas sobre los míos.
Nos cambiamos de ropa para ir a Nandos, teniamos hambre, Sandra se puso mis gafas de sol para ocultar sus ojos, aunque no hacía Sol.
Comimos tranquilamente.
-¿Quieres que nos acerquemos a una farmacia? -pregunté-
-Está bien... -se notaba que su voz estaba apagada-
Compramos la prueba y nos fuimos a casa de nuevo.
-¿Me dejas un momento a solas? -me preguntó ella-.
-Claro, y quiero que sepas que pase lo que pase estoy contigo -dije dándola un beso-.
Ella se quedó en el baño de nuestra habitación, yo bajé abajo para ver la televisión y desconectar, puse un canal al azar. Estaban hablando de bebes, de embarazadas, salían bebés dormidos, con sus pequeñas manos y sus pequeños pies... Una lágrima cayó de mi ojo, quizás yo sería ese padre que coge a su hijo o hija en sus brazos protegiéndolo con su propia vida.
Escuché a Sandra bajar las escaleras, se sentó junto a mí, apagué la tele.
-¿Y cuál es el resultado? -pregunté ansiado-.
-No he podido mirarlo... -dijo ella con lágrimas en los ojos y dándome la prueba-
Miré esa prueba, había dos dibujos con la explicación, dos rayas es embarazo y una sola raya no. Aún no había nada, poco a poco empezó a salir una raya, se formó del todo quedando una raya de un rojo intenso. No estaba embarazada.
-Cariño, no estás embarazada -la dije-.
Ella se quedó mirando a la nada, con la mirada fija en algún punto. Se levantó como si se hubiera quedado sin alma y subió las escaleras, la veía desde el sofá, se tiró al suelo sentándose en el último escalón de arriba y comenzó a llorar desconsoladamente.
No lo entiendo, no estaba embarazada, ¿por qué lloraba?

[Narra Sandra]

No estaba embarazada... ¿Debería estar feliz? He estado imaginándome con un bebé de Niall esta última semana, demasiadas ilusiones y pensamientos que se habían desvanecido.
Niall subió las escaleras extendiendo su brazo alrededor de mi espalda.
-Es que... Me... Me... Me había hecho ilusiones -conseguí decir mientras no paraba de llorar-.
-Yo también me había imaginado siendo padre...
-¿En serio? -dije mirándole-.
-Sí... Y sería un lindo bebé surgido del amor entre la mujer que más amo y yo.
Permanecimos en silencio, abrazados y Niall de vez en cuandi me hacía alguna caricia en las manos que teníamos unidas.
-Pero necesito que vuelvas a sonreir -dijo de pronto Niall-.
Forcé una sonrisa, él me abrazó con toda su fuerza, noté como varias lágrimas caían sobre mi camiseta, pero no eran mías... Niall estaba llorando.
-Cielo -dijo Niall secándose las lágrimas-, tengo otro regalo para ti.
-¿Por San Valentín?
-Me da igual si es San Valentín, yo te doy este regalo porque te amo y fin.
Se levantó y me dio un sobre, yo lo abrí.
-¿Un viaje a París? Siempre he querido ir a allí contigo -dije abrazándole-.
Sonreí, pero esta vez de forma verdadera.
El viaje era en 2 semanas.
El tiempo pasó como una estrella fugaz, estábamos dejando las maletas y a punto de subir al avión.
-Se te nota feliz -dijo Niall una vez que ya estabamos sentados en nuestros asientos-.
-¿Iremos a la Torre Eiffel? ¿Comeremos croissants? Yo sé hablar algo de francés, bonjour, ça va? Je m'appelle Sandra -dije con acento francés, Niall se reía-.
-Je t'aime -me dijo Niall, significa "Te quiero"-.
Llegamos a París, cogimos nuestras maletas y nos fuimos al hotel.
Subimos por el ascensor hasta llegar a nuestra planta. Abrí la puerta y abrí la boca de par en par, había una gran terraza que tenía cómo vista la Torre Eiffel, no pude contener las lágrimas.
-Esto es precioso Niall -dije abrazándole-.
-Tú eres preciosa -me cogió de la mano y nos apoyamos en la barandilla de la terraza.
-¿Esta noche vamos a la Torre Eiffel? -pregunté ansiosa-.
-Claro que sí -contestó Niall dándome un beso en la frente-.

viernes, 3 de agosto de 2012

Capítulo 41

HOLIIIS! ¿Qué tal? Siempre me decís que os dejo con intriga... Sí jaajaaj soy muy mala xD Una cosa ya no comenta tanta gente como antes, no se si todos los seguis la leen o no, si me escribís aunque sea un comentario cortísimo os lo agradecería porque no se si toda la gente lo lee. Bueno os dejo con el capítulo :) Besos
----------------------------------------------------------------------------

[Narra Sandra]

Maura, Bobby y Greg se marcharon, nos quedamos Niall y yo recogiendo.
-Oye, Niall, la Universidad...
-Cariño, no hables de eso ahora, las vacaciones de Invierno son cortas y las quiero disfrutar al máximo contigo -me dijo Niall-.
-Es por eso... Me he planteado dejarlo.
Niall me miró atónito. ¿Qué quería decir su rostro? ¿Alegría? ¿Sorpresa? ¿Tristeza?
-Pero... No sé... Es muy importante para ti ¿no? -dijo él-.
-Lo sé... Pero tú eres más importante para mí, Niall no quiero que volvamos a separarnos, te amo.
Niall me besó apasionadamente y me cogió en brazos, puse mis piernas alrededor de su cintura.
-Te quiero -me susurró Niall al oído-.
Esa noche nuestro único pijama fueron las sábanas, que escondían nuestros cuerpos.
El tiempo pasó...
Llegó el esperado Febrero, esperado porque era la boda de Liam y Danielle. Eleanor, Cris, Paula, la hermana de Danielle y yo eramos las damas de honor.
Ibamos vestidas iguales, con un vestido rosa palo que llegaba por las rodillas y que llevaba un lazo rosa fucsia en la cintura.
Liam se encontraba en el altar, parecía estar nervioso. Había un montón de gente, Niall se acercó a mí.
-¿Qué haces aquí? Esto va a empezar -dije bajo-.
-Venía a decirte que estás guapísima y a darte esto -dijo dándome un beso-.
-Te quiero -dije-.
Niall se volvió a su sitio, la música comenzó a sonar. Primero entramos nosotras, Liam iba guapísimo, pero en esa boda la que más destacaba era Danielle, iba preciosísima. Un vestido blanco con una cola de 2 metros en palabra de honor, llevaba un ramo de flores rosas en distintos tonos que hacía juego con nuestros vestidos y un recogido en el pelo con tirabuzones. Danielle llegó dónde Liam y ambos se sonrieron, el cura dio todo el sermón hasta la parte más romántica de la ceremonia.
-Liam James Payne, ¿acepta a Danielle como su futura y legítima esposa?
-Sí, quiero.
-Danielle Claire Peazer, ¿acepta a Liam como su futuro y legítipo marido?
-Sí, quiero.
-Yo os declaro, marido y mujer. Puede besar a la novia.
El momento del beso, todo el mundo aplaudiendo y otros llorando, pero Liam y Danielle eran las personas más felices del mundo en aquel momento. Salimos de la Iglesia y les echamos confeti.
-Llega el momento del ramo -dijo Danielle-.
Se dio la vuelta y entre un montón de mujeres que estabamos allí me tocó a mí.
Todo el mundo aplaudió y nos dirigimos hacia el banquete de bodas.
Todo pasó rapidísimo, llegó el momento del baile, primero bailaron Danielle y Liam una canción lenta y se le sumaron todos los demás invitados.
-¿Me concede este baile? -me dijo Niall extendiendo su mano-.
-Por supuesto que sí, caballero -dije riéndome-.
Nuestras cabezas apoyadas en el hombro de la otra persona, Niall deposita un beso sobre mi hombro lo que hace que me de un escalofrio y que Niall sonría ante aquello.
-Esta noche estás muy hermosa -me dijo Niall-.
-Y yo tengo al chico más maravilloso de este mundo -contesté-.
Nos fundimos en un beso.
Fueron las tantas de la madrugada y la mayoría de invitados se habían marchado, Liam y Danielle estaban super acaramelados, se irían de luna de miel a Las Bahamas.
Sólo quedamos Niall, Liam, Danielle y yo, compartimos su coche de bodas para los cuatro, que en realidad era una limusina.
Nos montamos.
-Aún no hemos dicho la noticia y queremos que seáis vosotros los primeros que os enteréis -dijo Liam-.
-Estoy embarazada -dijo una orgullosa Danielle-.
-Ohh! Eso es precioso -dije apoyándome en el hombro de Niall-.
-¿Cómo se llamará? -preguntó Niall-
-Si es niña Alex, de Alexia -dijo Danielle-.
-¿Y si es niño? -pregunté-.
-Aún no lo hemos pensado pero esperamos que sea niña -dijo Liam-.
Nos dejaron en nuestra casa, ellos se marcharon a la suya, en dos días se iban a Las Bahamas.

[Narra Niall]

Llegamos a casa, nos tumbamos agotados en la cama.
-Dime, Sandra, ¿cuál es tu sueño? -pregunté-
-¿Mi sueño? -dijo ella-.
-Sí, tu máximo sueño que quieres cumplir en este momento...
-Ser feliz a tu lado -dijo dándome un beso-.
-Te amo desde el primer momento en que te vi -comenté de pronto-.
-¿En serio? ¿Desde el momento del hotel?
-No, en el momento que me mandaste el tweet con tu foto -dije con una sonrisa-.
-Te amo Niall James Horan.
-Haces que me sienta el chico más afortunado al tenerte.
Nos dormimos abrazados, no nos despegamos en toda la noche.
Nos despertamos a las 2 de la tarde.
-¡Tengo hambre! -dijo Sandra haciendo pucheros-.
-¿Vamos a Nandos?
-Vale -contestó cuál niña pequeña-.
La boda de Liam fue el 13 de Febrero, un día antes de San Valentín, lo sabía de sobra y por eso la había comprado un pequeño detalle a Sandra.
-Ve a cambiarte, coge algo del armario -la dije, ahí estaba su regalo-.
-Vale -dijo Sandra, se levantó de la cama y abrió el armario-. ¿Qué en esto? -dijo con la boca abierta llena de emoción-.
-¡Feliz San Valentín! -dije sonriente-.
-Mierda, se me había olvidado con la boda de Liam...
-No importa, abre tu regalo.
Se sentó en la cama con el enorme paquete, lo abrió, era un vestido, nada especial, lo sacó de la caja para verlo y comenzó a llorar, no sé si de felicidad o de tristeza, pero ahí estaba yo para abrazarla.
-¿Qué te pasa, cielo? -dije dándola un beso en la mejilla-.
-Que me siento la chica más feliz del mundo, me cuidas demasiado -dijo sonriendo mientras aún tenía lágrimas-.
-Oh, vamos, cielo -dije atrayéndola hacia mi pecho-.
-Es que eres un amor, siempre me estás dando detalles.
-Será porque te quiero demasiado -dije sonriéndola, lo que provocó su sonrisa-.
-Niall... No sólo he llorado por lo del vestido... Tengo que decirte algo muy importante...

martes, 31 de julio de 2012

Capítulo 40

Holis!!! Este es el capítulo 40!!! :) Que de tiempo desde el primer capítulo :') Nunca pensé en llegar a esta cantidad de capítulos, hice tres novelas fallidas... La más larga que hice tuvo 12 capítulos... Pero esta novela es la primera que dura tanto y que escribo con todo mi cariño :) Pero... ¿Cuándo debe terminar? Los "conflictos" están arreglados y la situación estable, este no es el último capítulo pero desgraciadamente dentro de poco tiempo creo que la terminaré... Espero que os guste el capítulo
-------------------------------------------------------------------------------

[Narra Sandra]

Entraron por la puerta, Maura y Bobby, ¿dónde estaban Niall y Greg? Yo fui a recibirles y a darles dos besos a los padres de Niall.
Nos dimos dos besos y yo desconcertada miré con la mirada hacia fuera de casa, Niall y Greg estaban tirados por el suelo partiendose de risa.
-Ellos son así -dijo Maura con una pequeña sonrisa-.
Entraron abrazados a casa.
-Bueno, familia, os presento a Sandra, mi novia -dijo Niall todo feliz-.
-¿En serio es tu novia? -dijo Greg- Porque nos lo has dicho unas mil veces desde el aeropuerto.
-Ya, bueno, es que -dijo Niall poniéndose rojo-.
-Es que está enamorado -dijo Maura abrazando a su hijo-.
Los padres de Niall están separados pero se llevan bien, además hay que celebrar el Año Nuevo en familia.
-Mamá, el pavo está en la cocina, listo para que lo prepares -dijo Niall-.
-Pero ahora hay que comer, aún no es hora de hacer la cena -dijo ella-.
-Niall siempre con hambre... Yo prepararé la mesa -dije resoplando-.
Los tres hombres se sentaron a ver la televisión con una cerveza en la mano.
Puse el mantel de siempre en la mesa con los cubiertos, servilletas y vasos, lo único que cambiaba es que eramos 5 personas.
-Sandra, ¿dónde están las toallas limpias? -dijo Niall-.
-En la planta de arriba -dije desconcertada, él lo sabía de sobra-.
-¿Me traes una, porfi? -dijo haciendo pucheros-.
-Está bien.
Subí, abrí el cajón del armario y cogí una toalla, al darme la vuelta me encontré a Niall. No habló, se limitó a besarme.
-¿Qué haces? -dije divertida-.
-Besar a la mujer de mi vida -dijo él dándome otro beso-.
-¿Pero por qué aquí?
-Cariño, mi familia está abajo, me da corte -dijo-.
Le di otro beso, él puso sus manos en mi cintura.
-Te amo -dije-.
-Te quiero y de adoro -dijo Niall dándome besos en el cuello-.
-¡Qué pastelosos! -dijo Greg, estaba en la puerta-.
Niall quitó las manos sobre mí.
-¡Greg! Esto es privado.
-Está bien, ya me voy -dijo-.
-Que corte -dije-.
-¿Dónde lo habíamos dejado?
Un beso largo con una guerra entre nuestras lenguas, una sonrisa mía cortó el beso, pero nos dimos otro.
-Por cierto, esta mañana me he encontrado con una amiga tuya, María.
El rostro de Niall cambió por completo.
-¿María? -dijo Niall-.
-Me dijiste que no conocías a ninguna y es tu mejor amiga, menuda memoria -dije-.
-¿Os saludastéis o qué? -preguntó Niall, estaba serio-.
-La invité a tomar un café, estuvimos hablando un buen rato.
-¿Qué te contó ella? -Niall parecía nervioso-.
-De vuestra adolescencia y de nosotros, nada especial. Cariño ¿qué te pasa? -dije-.
-Nada...
-Venga, dímelo.
-Pues... Verás... -comenzó a decir-.
-¡A comer! -dijo Maura, interrumpiendo nuestra conversación-.
-Luego hablamos -dijo aún serio-.
-Me estás preocupando.
Comimos entre risas, me contaron anécdotas de cuando Niall era pequeño, a mí me hacía mucha gracia pero Niall estaba rojo como un tomate aunque también se reía.
-Ahora los hombres recogen -dijo Bobby-.
Maura y yo nos sentamos en el sofá, ella se puso la tele mientras que yo cogí mi móvil.
-¿Sabes? Eres una chica encantadora, eres perfecta para Niall -dijo de repente Maura-.
-Ohh, muchas gracias -dije dándola un abrazo-.
-Niall nunca ha estado con novia ninguna Navidad ni Año Nuevo, y esta Navidad no hemos visto a Niall, estuvimos en Irlanda.
-¿No pasastéis la Navidad con Niall? -dije sin creerlo-
-No... Nos dio mucha lástima no poder ir pero los vuelos estaban completos.
-Ahora vuelvo, Maura.
Fui a la cocina, donde Niall, Greg y Bobby limpiaban.
-Niall, ¿podemos hablar?
-Claro, dime.
-En privado...
Niall salió de la cocina y fuimos a nuestra habitación para hablar tranquilamente.
-¿Qué sucede? -preguntó él-.
-Eso me gustaría saber... No pasaste la Navidad con tus padres... ¿Por qué me dijiste que sí?
-Eso es de lo que te iba a hablar esta mañana. Es una larga historia... -nos sentanos en la cama- Iba a pasar la Navidad solo, estaba con depresión porque no hacia otra cosa que no fuera pensar en ti... Ese día María me llamó, pasé la Navidad con ella y con sus padres.
-Pero eso a mi no me molesta, es tu mejor amiga -dije-.
-Ya... Pero al irme la besé -dijo Niall agachando la cabeza-. Creí que tú me habías olvidado y creí que debía hacer lo mismo...
-Tú y yo no estabamos saliendo...
-Lo sé... Pero aún así me siento mal -dijo, se miraba los pies-.
Con un dedo subí su rostro hasta la altura del mio, me acerqué lentamente y nos dimos un lento beso.
-No te sientas mal, eres humano, no intentes ser perfecto -dije-.
-Tú eres perfecta -dijo Niall robándome un beso-. Pero anter de ayer me encontré con María y lo hablamos, está todo arreglado.
-Te iba a decir que te quiero, pero creo que con un simple "te quiero" no expresaría todo el amor que siento hacia ti.
Se pasó la tarde rapidísima, llego la cena. Nos vestimos de gala y cenamos el delicioso pavo de Maura y celebramos el Año Nuevo en familia, porque a decir verdad es como si ya fuera parte de la familia Horan. Por supuesto que llamé a mi familia, pero estaba muy feliz con Niall... Tenía que volver a la Universidad en Enero... ¿o no?

domingo, 29 de julio de 2012

Capítulo 39

Hola! Ahora me doy cuenta de que no saludé en el capítulo anterior jeje Bueno el capítulo de hoy es muy normalucho, un poco caca... pero bueno, espero que aún así os guste :) Y en cuanto a la novela de Harry ¿ideas para el título? Graciaaaaas :) Bye!
-------------------------------------------------------------------------------

[Narra Sandra]

Me desperté, estaba durmiendo con Niall en la casa de Zayn, en un incómodo sofá, que dolor de espalda. Todo el mundo estaba dormido, menos Paula que estaba viendo la tele, me acerqué a ella.
-Buenos días.
-¿Qué tal?
-Agotada -dije sentandome en el sofá a bomba-.
Ella se rió.
-¿Quieres que te preste algo de ropa? -me preguntó ella-.
-Vale.
Subimos a su habitación, Zayn dormía como un lirón, abrazado a las sábanas.
Paula me dio unos pitillos negros y una camiseta blanca con un corazón rosa que ponía "Truth".
-Me encanta, mañana te lo devuelvo -dije-.
-Eso decías con 14 años y me devolvías la ropa a los dos meses -dijo Paula, yo me reí-.
Bajamos abajo a desayunar, unas galletas de chocolate y un vaso de leche, Niall llegó a la cocina.
-¿Has olido el chocolate, pequeño duende? -dijo Paula riéndo-.
-Sí jeje -dijo quitándome la galleta que iba a coger-.
-Hey! -dije yo-.
Terminamos de desayunar y Niall y yo volvimos a nuestra casa.
-Bienvenida de nuevo, pequeña -dijo él cargando con mis maletas-.
-No soy pequeña... -me acerqué a la tele y la encendí- ¡Bob Esponja!
Niall no paraba de reirse.
-Ya veo que no eres pequeña -dijo con una carcajada-.
-No soy pequeña para lo que quiero, y yo te quiero a ti -dije sonriendo-.
Él se acercó a mí y me besó dulcemente.
-Me apetece darme un paseo por las calles de Londres, echo de menos todo esto, ¿te vienes conmigo? -dije-.
-Se me ha olvidado contártelo, mis padres y mi hermano vienen a celebrar el año nuevo aquí -dijo él-.
-Pues tienes que limpiar -dije mirando alrededor-.
-Lo sé.
-Pues suerte limpiando, me voy a dar un paseo -dije riéndo malvadamente, es decir, haciendo el tonto-.
-Cabrona -murmuró él-.
-Lo he oido, ¡yo también te quiero!
Niall rió y yo me cogí mi cazadora y mi bolso para salir.
Llegué al centro de Londres, estaba al lado del Big Ben, una chica se me acercó.
-Hola -dijo ella-.
-Hola ¿te conozco? -pregunté-.
-No, soy una amiga de Niall, me llamo María.
-Pues, encantada, yo soy Sandra. Iba a ir al Starbucks, ¿vienes conmigo? -dije-.
-Claro, vamos.
Nos sentamos en una mesa con dos Frappuccinos, ¡deliciosos!
-¿Desde cuando conoces a Niall? -dije tomando un sorbo de mi café-.
-Desde el instituto, siempre ha sido mi mejor amigo -dijo ella sonriente-. No le hagas daño, merece la pena.
-Lo sé, estoy muy enamorada de él.
-¿Cuánto tiempo lleváis?
-Nos conocimos en julio, pero pasamos todo el otoño separados, yo soy de España -dije-. El día de Navidad le mandé una carta felicitándole y él me llamó -María asintió bebiendo de su café-. Me reencontré con un exnovio y tenía unas intenciones distintas a las mías, Niall me salvó la vida por decirlo de alguna manera. Vino en Navidad a mi casa de España en helicóptero -dije emitiendo una pequeña risa-, me contó que se había aburrido en casa de sus padres y que tenía miedo por si me pasaba algo.
-Espera, ¿has dicho que celebró la Navidad en casa de sus padres? -dijo ella con el ceño fruncido-.
-Sí, él me dijo eso, ¿por?
-No, por nada -dijo terminándose su café-. Oye, me tengo que ir, podemos quedar otro día.
-Claro, bueno adiós -dije dándola dos besos-.
Yo me quedé en Starbucks terminando mi café.
Después volví a mi casa, con Niall.
-¡Vaya! Que limpio lo has dejado -dije mirando todo-.
-¡Exacto! Sin tu ayuda -dijo Niall-.
-No te enfades -dije avalanzándome sobre él y comiéndole a besos-.
-Es imposible enfadarte contigo -dijo sonriendo-.
-¿Quién va a preparar la cena? -dije-.
-Mi madre.
-Pobrecilla, la matas a trabajar.
-Es que su pavo está delicioso, ya lo verás.
Niall fue a recoger a su familia al aeropuerto, eran las 12 de la mañana y estaban a punto de llegar, yo me había quedado en casa.
Aún no había conocido ni a Maura (la madre de Niall), ni a Bobby (el padre de Niall), ni a Greg (el hermano de Niall). ¿Qué les habría contado Niall de mí? ¿Les caería bien?

sábado, 28 de julio de 2012

Capítulo 38

[Narra Sandra]

Abrí los ojos después de notar que alguien me acariciaba la mejilla.
-Ya hemos llegado a Londres, cariño -me dijo Niall-.
-¿Somos los últimos? -dije ya despierta-.
-No, tranquila, todabía no han abierto las puertas.
-Entonces me vuelvo a dormir -dije haciendo que Niall riera-.
-¿Tanto sueño tienes? -dijo él aún riendo-.
-Estoy vieja -dije con los ojos cerrados-.
-Pues si "vieja" quiere decir que estás preciosa, de acuerdo, estás "vieja".
No aguantaba más, abrí los ojos y le di un beso en los labios, había estado sin él durante demasiado tiempo, sin él y sin sus besos.
Una azafata dijo por megafonía que ya podíamos ir saliendo, Niall me cogió la mano y salimos del avión.
-No olvides que eres mía -me dijo él con una sonrisa, ¡me le comía!-.
Un pequeño grupo de adolescentes se acercaron a nosotros, querían una foto con Niall, yo las hice la foto.
-¡Muchas gracias! -dijeron ellas-.
Cogimos nuestras maletas y nos marchamos en un taxi, tengo amor hacía los taxis de Londres, son muy vintage.
Llegamos y... Un momento, ésta casa es la de Zayn.
-¿Qué hacemos aquí? -pregunté-.
-Están todos en casa de Zayn, para saludar y eso.
-¿Les has contado que hemos vuelto?
-No, se van a alegrar -dijo él dándome un corto beso en los labios-.
Llamamos al timbre, tenían la música altísima, nos abrió Zayn.
-¡¡Hola Nia... ¿¡Habéis vuelto!? -sin dejarnos hablar nos abrazó a los dos-. Venir, que se entere todo el mundo.
Pasamos a su casa, había montada una fiesta, había muchas personas, no sólo nuestros amigos, sino que también había gente que no conocía pero que me presentarían.
-Prestadme la atención -dijo Zayn-. ¡Chicas! ¡Chicos! ¡Louis! -dijo haciendo que todos nos rieramos pero que Louis le lanzara una botella de agua y le persiguiera, todo un espectáculo en sí-. Lo que quería decir es que Niall y Sandra vuelven a estar juntos -dijo finalmente Zayn-.
Niall me cogió de la mano y yo le sonreí, todo el mundo soltó un "Ohhh" Cris y Paula vinieron a recibirme y me dieron un abrazo. Después me di dos besos con los chicos, y también con Danielle y Eleanor.
Eran las 7 de la tarde y había más gente, yo me acerqué a la barra a coger una copa.

[Narra Niall]

Me lo estaba pasando genial, y pensando que nada podría salir mal en la fiesta estaba aún más feliz. Tenía algo de calor, así que me acerqué al jardín a respirar aire puro.
Pero vi a alguien, estaba fumando, que bien ya no tengo aire puro, odio que la gente fume.
Además de fumar parecía que estaba llorando, me acerqué a ella.
-Perdona, ¿qué te pas...
Ella me miró haciendo que no terminara la frase, era María, tenía la cara llena de rimel corrido.
-¿Desde cuando fumas? Nunca has fumado -dije-.
-Lo sé -dijo ella dando otra calada y tosiendo-.
-No puedo verte así -dije y la quité el cigarro pisándolo-. No dejaré que te mates a ti misma.
-Tú ya me has matado -dije ella volviendo a llorar-. ¿Para qué me besas? ¿Soy un segundo plato o qué?
-Mi intención no era hacerte daño -dije séntandome a su lado-.
-Yo nunca había pensado en nosotros como pareja, pero cuando me besaste, me lo imaginé y creo que me entusiasmé demasiado.
-Lo siento mucho, de verdad -dije arrepintiéndome-.
-¿Recibiste mis mensajes? -dijo ella más calmada-.
-Sí... Pero no atreví a contestarte.
-Niall, somos amigos, por favor, no quiero que una situación así arruine nuestra amistad.
-Está bien, yo opino lo mismo, y vuelvo a decir que lo siento -dije con media sonrisa-. Encontrarás a tu chico perfecto.
Nos abrazamos, ella se fue al baño y yo a continuar la fiesta. Vi a Sandra bailando y me acerqué a ella.
-¿A qué no te atreves a bailar encima de la mesa? -la dije-.
-¿Quieres verlo? -dijo ella desafiante-.
Asentí, ella se subió a la mesa y pidió que la pusieran una canción con marcha, Danielle se subió con ella y se pusieron a bailar. Estaban algo pedo, no paraban de reirse.
-¡Niall sube! -gritó ella-.
Enseguida todo el mundo se puso a animarme para que me subiera, acabé aceptando. Nos quedamos Sandra y yo arriba de la mesa, y nos pusieron "I'm sexy and I know it". Empezamos a hacer el tonto, yo bailando fatal y Sandra riéndose a más no poder.

Capítulo 37

Hola!!! Una cosita, cuando esta novela acabe (dentro de mucho jeje) haré otra :) En otro blog, aquí permanecerá esta historia, y si tenéis alguna idea para el nombre del blog me lo podriáis dejar por comentarios :) Será de otro de los chicos, seguramente Harry, y también quiero saber si os gustaría leerla y esas cosas jajaj :-) Espero que os guste el capítulo de hoy. Love!
----------------------------------------------------------------------------

[Narra Niall]

Nos dormimos, al día siguiente habíamos decidido ir al cine.
-Venga dormilón -dijo Sandra lanzándome un cojín y despertándome-.
-¿Eing? ¿Y mi pizza?
-¿Estabas soñando con Nandos?
-No... Bueno, quizás un poquito -dije, Sandra rió-.
-Anda, tontorrón, venga que llegamos tarde a la peli -dijo Sandra-.
Me levanté de la cama y me volví a poner la misma ropa, no tenía ropa mía. Fui a desayunar a la cocina, Sandra había hecho unas tostadas.
-¿Vas a llevar siempre la misma ropa? -preguntó ella riendo-.
-Me tendrás que comprar ropa nueva -dije-.
-Hay algo de ropa que te puede valer en los primeros cajones de mi cómoda -dijo ella sonriente-.
Fui a su habitación y cómo me dijo ella había camisetas que no eran de la talla de Sandra, cogí una negra de los Ramones.
-¿Qué haces con esta ropa? -pregunté divertido-.
-Me gusta estar en casa con solo una camiseta, así que la uso de vestido -dijo riendo y dando un sorbo de su café-.
-Ya decía yo que olía mucho a tía -dije haciendo que riera-.
Desayunamos y llegamos al centro comercial,más exactamente a las salas de cine, vimos la película, se trataba de Titanic, y en 3D, era una de mis películas favoritas, la había visto unas 30 veces... Soy un chico y ¿qué? Me encanta esta peli.
Al final de la peli vi a Sandra llorando.
-¿Estás bien? -pregunté muy bajito-.
Ella no contestó, se acurrucó entre mis brazos, mientras yo la acariciaba su pelo rizado que la llegaba hasta el final de su espalda.
-Tranquila, estoy aquí -dije mientras la daba un beso en el pelo-.
Terminó la película y salimos del cine cogidos de la mano.
-Lo siento por lo de antes -dijo ella sonriente, no parecía que hace unos momentos hubiera llorado-.
-No te disculpes.
-¿Vamos a comprarte un par de camisetas? -preguntó ella-.
-Claro, venga.
Entramos en Hollister, la tienda favorita de Sandra, a mí también me gustaba mucho aquella ropa. Cogió dos camisetas, una de cuadros y una sudadera sin capucha, esta chica tenía mucho estilo.
-¿Pasas conmigo a probarmelo? -dije-.
-Vale -dijo ella con una sonrisa enorme-.
Entramos en el probador, me quité la camiseta que llevaba y me puse por encima la camisa de cuadros. Sandra me abrochó los botones como si de un niño pequeño me tratara, nos reimos. Me fui a probar la sudadera y cuando me di cuenta Sandra se estaba quitando su camiseta y cogiendo mi camisa de cuadros.
-¿Qué tal? -dijo ella poniendo morritos sexys-.
-Te queda fatal -dije entre risas-.
-Mientes fatal, dame un beso.
-Vale, cumpliré tu deseo -dije acercándome-.
-No es un deseo, es una orden -dijo ella sonriendo-.
Pagamos y nos fuimos a su casa a guardar las últimas cosas, dentro de dos días nos íbamos a Londres. Terminamos de guardar las últimas cosas en la maleta y nos sentamos agotados en el sofá.
-Oye, antes llamó una tal María preguntando por ti. La dije que luego la llamarías -me dijo Sandra-.
-¿María? No conozco a ninguna, se habrá confundido -dije mintiendo-.
Pasamos los dos días entre mimos y besos, recibí dos mensajes de María en mi móvil, pero no los respondí.
"Llamame cuando puedas :)", "Necesito hablar contigo, podríamos quedar en Starbucks, besos".
Nos montamos en el avión, por suerte nuestros asientos estaban juntos.
Sandra se puso sus cascos y se quedó dormida, yo cogí un cuaderno y un lápiz que estaban en su bolso porque me aburría, dibujaría algún muñeco, pero el cuaderno estaba casi lleno, abrí la primera página, había una especie de poesía:
"Tus ojos me miraron,
esos ojos tuyos azules claros.
Tu dulzura de sonrisa,
le encanta a cualquier chica.
Yo no sé si te quiero demasiado,
o te odio por no estar a mi lado."
¿Se refería a mí? Seguí viendo algunas cosas, había dibujos de personas que no conocía, también había algunos paisajes que creo que eran de Madrid, ya había visto casi media libreta, había una casa dibujada con una valla en un bonito paisaje; pasé la página y ahí estaba yo, dibujado por ella, siguiente página, vuelvo a salir, sigo saliendo, en una página únicamente aparecen mis ojos, dibujados a color, ¿qué quería decir todo esto? ¿Tanto me había echado de menos? La verdad es que yo a ella mucho, ahora la veo durmiendo y parece feliz, como si todo fuera a la perfección... Soy tonto, intenté olvidarla con María y creo que se ha enamorado de mí, antes de subir al avión recibí un tercer mensaje de ella: "Hola otra vez! De verdad que necesito hablar contigo, cuando me besaste sentí un sentimiento que no había tenido nunca hacía a ti... Te quiero"
Y ¿qué hago yo ahora? Ella es mi amiga y no la quiero ofender ni nada, pero es que estoy enamorado de Sandra.

jueves, 26 de julio de 2012

Capítulo 36

He vuelto!!!!!!!! Y por fin os traigo el video de Niall, sorry por no ponerlo antes ;P Está al final del capítulo, besos!!! Creo que os va a gustar bastante el capítulo.
------------------------------------------------------------------------------------

[Narra Niall]

Aparqué y ayudé a Sandra a salir del coche.
Entramos en su casa y encontramos el cuerpo de Yon, aún respiraba pero no sabíamos qué hacer con él.
-¿Y si lo denunciamos? -dijo Sandra-
-Son las 5 y media de la mañana -dije-.
-Pues le dejamos en la habitación de invitados, pero le cerramos a llave.
-Vale... Y una botella de agua por si se despierta.
Le llevé arrastrandole hasta la habitación de invitados.
-Pufff, cuánto pesa, ¿me puedes decir dónde encontrar una manta?
-¿Para qué quieres una manta? -me preguntó Sandra-.
-Hace frío.
-Pero en la cama hay sábanas y manta -dijo ella-.
-No entiendo -dije confundido-.
-Oh venga vamos, no te voy a dejar dormir en el sofá.
-¿Qué? No, a mí me da igual, parece un sofá cómodo.
-Mi cama es de dos plazas, venga vamos -me dijo ella cogiéndome de la mano, no me lo esperaba, todo esto es demasiado para mí-.
-Gracias -dije-.
Nos tumbamos en la cama, bastante separados, tapados por la misma manta.
-¿Puedes dormir? -me preguntó ella-.
-No... -dije girando mi cabeza- ¿Qué tal por la universidad?
-Bien, he hecho bastantes amigos... ¿Y tú por Londres?
-Nada especial...
-No puede haber nada especial tratándose de Londres. Bueno, se te ha fastidiado la noche de Navidad por mi culpa ¿no?
-La verdad esque la cena ha sido bastante aburrida...
-Sandra -dije, lo que hizo que ella girara la cabeza- ¿por qué tienes una camiseta mía? -pregunté curioso-
No obtuve respuesta suya, volvió a girar la cabeza. Acto seguido se levantó y entró al baño. Había silencio absoluto hasta que escuché sus sollozos... Me levanté y di dos golpes a la puerta sin abrirla.
-Sandra, ¿estás bien?
Ella abrió la puerta, tenía lágrimas en los ojos, negó con la cabeza.
-Vamos a dormir -dije ofreciéndola la mano-.
Se enganchó a mi brazo, se paró en seco separándose de mí y se metió entre mis brazos, un abrazo que hacía meses que no sentía.
Nos tumbamos en la cama y nos dormimos.
Unos rayos de Sol entraron por la ventana, haciendo que poco a poco abriera los ojos, ¿qué ocurriría aquel día?
Me levanté de la cama, Sandra no estaba allí, estaba en la sala de estar hablando desde su móvil, no la interrumpí pero sí oí lo que dijo.
-Ya, ya, lo sé, le he intentado olvidar pero ¡no puedo! Le sigo queriendo, bueno luego te llamo, adiós.
Miles, ¿qué digo? Millones de pensamiento llegaron a mi cabeza, ¿lo que he oído era verdad? A lo mejor no se refería a mí, al rato de haber colgado hice como si me hubiera despertado para que ella no pensara que la había escuchado.
-Buenos días -dije-.
-Hola -dijo ella acomodándose el pelo-.
-¿A dónde tienes que ir? Estás muy guapa.
-Gracias, pues no había pensado ir a ninguna parte.
-Pues ahora ya tienes planes, -dije sonriendo-.

[Narra Sandra]

Durante todo este tiempo he podido pensar y al tener casa propia he tenido más tranquilidad y tiempo para mí misma. No fue fácil lo que ocurrió entre Niall y yo, yo quiero que él siga triunfando junto a One Direction y cuando tienes una relación todo, absolutamente todo, se complica.
-Y ¿de qué planes se trata? -pregunté-
-Es una sorpresa.
-Si tú no conoces España -dije riéndome-.
-Pero tengo a una guía.
Nos montamos en mi coche, se lo conté, me había sacado el carnet y comprado un coche de segunda mano.
Llegamos al centro de Madrid, pareciamos dos turistas como otros cualquiera.
Nos sacamos fotos, y comimos en un restaurante, se nos paso el día entero, eran las 8 de latarde y ya había anochecido, las luces estaban encendidas, dando un toque muy navideño. Llegamos junto al gigante árbol de Navidad, había un grupo de músicos que cantaban alegres canciones navideñas.
-Gracias por hacerme pasar este día tan maravilloso -dijo Niall-.
-Nunca habíamos pasado una Navidad juntos.
Mierda, mierda, mierda, eso no debí decirlo, eso parece cosa de novios... ¿En qué estaría pensando?
Unas campanas sonaron, la banda cantaría otra canción, esta vez parecía una bastante tranquila, Niall y yo nos miramos. Un Papá Noél felicitaba a todo el mundo con algunas cosas que vendía.
-¿Una flor para tu novia? -preguntó el Papá Noél-.
-Te pregunta si quieres comprar una flor -le traducí-.
Sacó dinero del bolsillo dándoselo al Papá Noél y cogiendo la rosa.
-Una rosa para otra rosa -dijo dándomela-.
-Gracias -dije sonriente mientras la olía-.
-¿Sabes que la gente se besa debajo del muerdago? -me preguntó hablando bajito-.
Miré hacía arriba, un muerdago cubría nuestras cabezas, nuestros ojos se miraban mostrándose la verdad que sentiamos el uno por el otro. Nos juntamos cada vez más, podiendo apreciar la respiración del otro, nuestras bocas se rozaron, acercándose más, hasta conectar con la otra persona.
Nuestros ojos permanecían cerrados disfrutando del momento.
-Te he echado de menos -le dije mirándole con los ojos brillantes-.
-¿Esto es una segunda oportunidad para ambos?
-Creo que sí, quizás debemos volver a intentarlo.
Nos volvimos a juntar en otro beso, decidimos volver a mi casa.
Abrimos la habitación de invitados, Yon no estaba y la ventana estaba abierta, se habría ido, quizás ya no volviera a por más.



lunes, 23 de julio de 2012

Capítulo 35

Hola! Ya que hoy es el segundo aniversario de nuestros niños hoy toca segundo capítulo en un día :) Sé que siempre os dejo con mucha intriga jijijiji
Orgullosa de ser Directioner y de nuestros chicos que siempre están FOREVER YOUNG ;P jaja
Y siento no contestaroa a vuestros comentarios, si queréis hablarme de algo en concreto enviarme un mensaje a liveyourdreamsallthetime@gmail.com os contestaré ;) Besazos!
--------------------------------------------------------------------------

[Narra Sandra]

Estaba en el suelo y Yon parecía estar demasiado borracho
-Quítate el vestido.
-No.
-Quitátelo ya.
-No.
Se avalanzó sobre mí, me rompió el vestido en dos dejándome desnuda, únicamente con la ropa interior.
-Para por favor -le dije llorando-.
Él cogió la escobilla del vater y me dio en el tobillo, no le vi, me dolía mucho, a penas podía moverme.
*Pum, pum, pum*
Alguien estaba dando golpes en la puerta.
-¡Sandra! ¡Sandra! -alguien gritaba desde afuera pero no sabía quién era-.
-Vaya, vaya, vaya, ¿han venido a salvarte?
Yon se dirigió a la puerta, dejándome encerrada en el baño y cogiendo mi vestido roto.
Me junté a la puerta para poder escuchar qué decían.
-Hola, mira que bonito el vestido de Sandra.
-¿Qué la has hecho? -¡¡era Niall!!-.
-Me vas a ahogar -dijo Yon casi sin poder hablar-.
-Es lo que intento -se escuchó un fuerte golpe-.
-Ahhhhh -expresó Yon con un grito de dolor-.
-Niall, estoy aquí -dije dando golpes en la puerta del baño y llorando-.
-Sandra ¿estás bien? -dijo desde el otro lado de la puerta-.
-Me ha roto el tobillo.
Niall pudo abrir la puerta de una patada, su cara fue un poema al verme desnuda, con un charco de sangre en el pie y llorando a más no poder.
Se agachó hasta donde estaba y me cogió en brazos.
Yo seguía llorando, abracé más fuerte a Niall, vi a Yon inconsciente en el suelo y con una mancha de sangre en el suelo.
-¿Cómo has venido hasta aquí tan rápido? -dije entre sollozos-
-Nunca confié en él, decidí venir, un amigo tiene un helicóptero y me ha traido.
-Gracias -dije abrazándole más fuerte-.
-Vamos al hospital.
-Traeme ropa por favor.
-Vale, espera aquí.
-No pensaba moverme -dije irónica-.

[Narra Niall]

Llegué a su habitación, su casa era nueva pero la encontré, pasé, había una cama de dos plazas,
Abrí su armario, había un montón de ropa, pero lo que jamás imaginé encontrarme era una camiseta mía. No importa qué camiseta era pero la cuestión es que ella la tenía. Le cogí unos vaqueros y una camiseta cualquiera.
Antes de salir de su habitación vi su mesilla. Aún conservaba el albúm de fotos que la regalé, lo cogí y un papel cayó de su interior.
Era el papel que le iba a dar antes de que se fuera, por alguna razón ella lo encontró...
Bajé y le di la ropa.
-Muchas gracias Niall –me dijo Sandra-.
-No importa, ahora vamos al hospital.
-¿Me apoyo en ti?
Negué con la cabeza, me miró extrañada y acto seguido la cogí en brazos. Se rió, por fin algo sale bien este día.
La puse en el asiento de adelante, de copiloto, llegamos al hospital. Estuvimos esperando un rato hasta que un médico nos dijo que pasáramos. La miró, la curó y la puso una venda. Por lo visto tenía un corte bastante grande y se había infectado. Yo me quedé en la misma habitación pero sentado en una silla, no podía pensar en otra cosa que no fuera ella.
Si... Si no hubiera llegado a su casa a tiempo no me quiero imaginar que hubiera pasado... Si no me hubiera mandado una carta no estaría con ella pues yo no la habría mandado el mensaje... Si sólo fuera una amiga no la tendría en mi pensamiento cada segundo de mi vida...
He intentado olvidarla... Sin conseguirlo... No puedo olvidarme de ella.
Si no la hubiera conocido, si no me hubiera abrazado en aquel hotel de Londres haciendo que mi corazón se acelerara y que la mirara con otros ojos.
Una lágrima cayó de mi mejilla... Besé a María, es preciosa no lo niego, la conozco de toda la vida, pero hay un problema... Sigo amando a Sandra.
La llevo mirando todo el rato, sonríe al doctor, gira la cabeza, me mira, también sonríe; no sé como lo hace, sonríe a pesar de los problemas, haciendo que parezca que todo va a la perfección mientras que yo me muero por dentro al pensar que no la puedo besar, no puedo sentir sus labios y los necesito tanto.
Salimos del hospital, conduje hasta su casa.
No puse la radio, la conversación que manteníamos era todo lo que querían oír mis oídos, su voz, lo que tanto necesitaba.

Capítulo 34

Hola!!! ¿Sabéis que día es hoy? 23 DE JULIOOOOO
:') Hoy es el segundo aniversario de One Direction
23 de Julio de 2010 a las 8:22pm fue cuando cinco chicos se juntaron y fueron One Direction.
Fijaros hasta donde han llegado, además ayer ganaron tres premios Teen Choice Awards :) Muy orgullosa de ellos.
Bueno ya podéis leer el capítulo :)
Besos!!!
---------------------------------------------------------------------------

[Narra Niall]

Pensé combatir mis miedos y mandarla un mensaje, ya que ella me había enviado una carta.
"Gracias por la carta y la foto :) Feliz Navidad"
A los 5 minutos me llegó un mensaje de ella.
"No te lo he dicho en la carta por si te molestaba pero el domingo 30 voy a Londres, espero que hablemos pronto".
Ya no aguantaba más, necesitaba oir su voz, marco su teléfono.
-Hola Niall -no había escuchado su voz en 4 meses-.
-Hola -dije algo nervioso sin saber por qué-, me parecía una tontería hablar por mensajes así que he decidido llamarte.
-Me parece genial.
-¿Qué tal la Navidad?
-Nada, como siempre con mi familia -mentí-.
-Yo también, aunque solo con mis padres.
-¿Sigues en casa de tus padres?
-No, estoy en mi casa, me la compré hace dos meses, tienes que verla, me encanta.
-Me encantaría.
-Espera que la música está muy alta -ella tapó el teléfono pero la oí-. Yon, baja la música.
-¿Yon?
-Sí, es un amigo, me lo he encontrado ahora al llegar a mi casa y le he invitado.
-Mmm, vale.
-Ahora vengo, voy al baño, dejo el móvil encendido.
Ella se fue y ese cabrón se puso al teléfono.
-Hola inglesecito de mierda, ¿me vas a obligar a no estar con Sandra ahora? Claro, como estás aquí, a mi lado.
-Primero, soy irlandés, montón de mierda.
-Y segundo, ¿me vas a pegar? -dijo afinando su voz-. Uy que miedo. Que sepas que me voy a llevar a Sandra a la cama.
-¿Qué dices gilipollas? Sandra no es una de esas chicas que se va con cualquiera.
-La palabra que buscas es puta.
-Como tu madre ¿no?
-Jajjaj sí que gracioso. Ah, aquí estás Sandra -dijo hablandome comosi fuera un amigo suyo-.
-¿Os estabais haciendo amigos? -escuché como decía Sandra-
-Sí, adiós Niall.
Sandra se puso al teléfono.
-Ya estoy, ¿de qué hablabamos?
-¿Está escuchando ahora ese tío?
-No, ¿por qué?
-Confía en mí, riete y hazte la graciosa, finje, por favor.
-Jaja sí, que gracioso, como siempre.
-Gracias, ese tío te quiere... te quiere... A ver como lo digo.
-Dilo sin más tonto.
-Te quiere follar.
-¿QUÉ? No me pegues esas bromas jjaja -dijo con una risa falsa-.
-Se está haciendo el amable, por favor no te dejes, va a intentar algo contigo, eso te lo aseguro.
-Vale, muchas gracias, mañana te llamo.
-Adiós.
Colgamos, no pensaba quedarme de brazos cruzados.

[Narra Sandra]

Espero que fuera verdad lo que me dijo Niall.
-Bueno, ¿qué quieres que hagamos? -dije sentándome en el sofá-
-¿Tienes vino? -dijo sentándose a mi lado, demasiado pegado a mi-
-Sí, ahora vengo -me levanté del sofá y pasé por delante de Yon, me tocó el culo pero lo dejé pasar-.
Cogí una copa y la botella de vino, yo no quería. Lo dejé en la mesa que teniamos enfrente y le serví un poco de vino.
-Ten -le dije dándole su copa y volviendome a sentar en el sofá-.
-¿Tú no bebes? -me preguntó tomando un largo trago de vino-.
-No -le dije apartándome un poco de él, estaba demasiado pegado a mí-.
-¿Sabes? Mi novia me ha dejado esta noche.
-¿Hoy? ¿En Navidad? -le dije sin creerlo-.
-Sí... Lo que me ha hecho estar un poco feliz es haberte encontrado esta noche y que hayas sido tan buena de invitarme a tu casa, eso hace que seas una muy buena amiga -dijo Yon-.
Seguimos hablando durante bastante tiempo, él no deja de beber vino. Ya pasó 1 hora desde que le invité a mi casa.
Él me puso su mano en mi cadera.
-¿Qué haces? -dije algo alarmada-.
-Ser un buen amigo -bajó su mano hasta mi pierna-.
-Para, por favor, para.
-¿O si no qué? -su mano siguió avanzando hasta mis bragas-. Piensa que soy más fuerte que tú, no podrás conmigo.
Le di un bofetón, quitó sus manos de mí.
-Vas a arrepentirte por haber hecho eso.
Corrí hasta el baño, intenté cerrar la puerta y echar el cerrojo pero Yon era más rápido que yo y puso su pie para no poder cerrar la puerta.
Entró dentro del baño, yo caí al suelo, estaba aterrada.

sábado, 21 de julio de 2012

Capítulo 33

Navidad, navidad lalalala ajajjaj Ya se que hace un montón de calor pero en la novela ahora mismo es Navidad ejjejej espero que os guste :)
Por fin ya sales María ajjajaj Y no me olvido de nadie, ya iréis saliendo ;) Besos! María guapaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa (lo ha escrito ella ajjaj)
------------------------------------------------------------------------------

[Narra Niall]

25 de Diciembre, la primera Navidad que pasaré solo. Recibo una llamada, miro el móvil, María, una antigua amiga del instituto.
-Hola! Feliz Navidad! -dijo ella con un gran entusiasmo-.
-No tan buenas para mí -dije con algo de tristeza-.
-¿Qué sucede?
-Corté con Sandra hace tres meses y mis padres no están conmigo para celebrar la Navidad.
-Lo siento mucho, ¿qué vas ha hacer hoy?
-Nada.
-No seas así, por favor, quiero ver al Niall feliz que conozco, vente a mi casa, estarán mis padres, os llevabáis muy bien, ¿te acuerdas cuando nos traían sandwiches para merendar cuando teniamos que hacer trabajos?
-Que recuerdos... Está bien, me paso por tu casa a las 8.
Nos despedimos, me dio su dirección, ahora vivía en Londres. Por un día estaría con la cabeza en otra cosa que no fuera Sandra, María siempre fue mi mejor amiga y lo seguía siendo aunque nos habíamos distanciado un poco.
En un par de horas desde que recibí la invitación ya estoy en casa de María. Me abren la puerta sus padres, María está en la cocina, la veo salir y me saluda desde lejos con la mano. Su madre se alegra al verme llegar y me besa efusivamente la mejilla. Su padre por su parte me ofrece la mano y me pide que le acompañe a la mesa, María se queda con su madre en la cocina. Nos sentamos en la mesa del comedor, su padre ve como miro a su hija.
-Esta guapa ¿verdad?
Mi limito a sonreírle, le vale como respuesta afirmativa, sonríe él también. Tan sólo un cuarto de hora después de mi llegada nos sentamos los cuatro a comer. Tal vez mi presencia un día tan señalado puede ser incómoda, pero descarto ese pensamiento. La felicidad de esa casa y la forma en la que me han recibido me impide tener ningún tipo de sentimiento negativo.
Su padre me ofrece vino, le digo que tengo que conducir, lo entiende, mira a su hija, a ella no se lo ofrece. No puede dejar de ver a María como su niña pequeña.
Son una buena familia, me tratan como a un hijo. Además hoy María está radiante, la veo feliz, por un momento me imagino formando parte de esa familia.
Pasamos un largo rato charlando, hablamos de todos los recuerdos vividos. La cena finaliza y me despido. Le doy un beso a su madre que me abraza sin que me dé tiempo a reaccionar. Su padre me da la mano.
María me acompaña al portal del edificio. Está lloviendo, pero no nos hace falta paraguas, la cornisa del propio edificio nos ofrece su cobijo. María está preciosa, lleva un vestido rojo de palabra de honor con vuelo en la falda.. El pelo suelto, acomodado a un lado, descuelga por su hombro derecho. El agua que fluye desde la cornisa nos hace estar más juntos para evitar mojarnos, casi noto su respiración. Hablamos en susurros.
-Y ¿qué pasó con tu novia? -mis pensamientos que por una vez no pensaban en Sandra ahora la recordaba gracias a María.
-Empezó la universidad y está en España, ambos sabemos que es muy díficil una relación a distancia.
-¿Aún la quieres? -preguntó ella-.
Me quedé callado.
-Creo que sí -me dijo María-.
-Pero ella me habrá olvidado... Pienso que es tiempo para un cambio. Pero ahora no hablemos de eso.
Empezamos a hablar de tonterías y jugando, por lo que acabamos bajo la lluvia, estabamos empapados y nuestras respiraciones aceleradas, tan cerca que con un poco de brisa nuestros labios se juntarían, cinco centímetros separaban nuestros labios.
-Niall... Creo que no deberiamos hacer esto -dijo María seria, separándose un poco de mí-.
-Necesito olvidarla -dije con rabia y cogiendola por la nuca hasta que nuestros labios se juntaron-.
-Feliz Navidad -dijo María entrando corriendo a su casa y dejándome solo bajo la lluvia-.
Volví a mi casa, había una carta en el buzón, la cogí desinteresadamente.
Me desnudé y cogí una toalla para secarme de la lluvia, me quedé unicamente con la toalla y cogí la carta, suponí que sería otra felicitación de Navidad y así era.
"Hola Niall, llevamos casi 4 meses sin hablarnos a pesar de que nos dijimos que mantendriamos la comunicación...
Creo que deberiamos hablarnos, o al menos escribirnos. Voy muy bien en la universidad, ahora estoy de vacaciones, celebraré la Navidad con mis padres. Me he comprado un piso para vivir yo sola y sigo siendo Directioner, eso siempre, y día a día veo que vais a la cima :) Feliz Navidad"
Una lágrima cayó por mi mejilla hasta llegar a la carta, le fui a guardar en el sobre cuando me di cuenta que había algo más.
Una foto, salía Sandra sonriente con un gorro de navidad, tenía el pelo más largo. Seguía igual de guapa.

viernes, 20 de julio de 2012

Capítulo 32

Hola!!!! El capítulo es algo corto pero el de mañana es bastante largo. Y no sé que más deciros así que... Alé! A leer :) Y gracias por las que me habéis felicitado :)
--------------------------------------------------------------------

[Narra Sandra]

Comencé a leer:
"Te estarás preguntando por qué este papel está en tu maleta. Siento haberme mostrado tan seco ayer y hoy. Ya te echo de menos y se me va a hacer muy duro llamarte... Espero que no te enfades pero creo que no te voy a llamar, ahorrate los insultos."
Niall quería haber metido el papel en mi maleta pero... ¿Por qué no lo hizo? Debajo había una frase con un tachón de Tippex... Si le das la vuelta al papel se lee lo que ponía... I LOVE YOU
Me guardé el papel, puse reproducción automática y sonó "Boyfriend", después "Rolling in the Deep" y después... Una grabación que no recordaba, eramos Niall y yo.
-Di algo -decía yo-.
-¡Hola! -decía gritando Niall-. Me merezco una recompensa, ¿qué tal un beso?
-¿Por decir sólo una palabra?
-Hola! ¿Qué tal? ¿Mejor?
-Ven aquí, tonto -sonó un beso-.
Terminó esa grabación y sonó "Moments". Siempre ha sido una de mis canciones favoritas, con canciones lentas es cuando pienso acerca de mi vida... ¿Volvería a ver a Niall? ¿Me querrá? Aunque sea como amiga... Cerré los ojos, empecé a pensar en todos esos momentos (sentir la indirecta por la canción), en el primer momento cuando conocí a Niall, cuando le veía por videos mucho antes de conocerle, cuando nos fuimos a vivir juntos y cuando toda nuestra ropa estaba al final de la cama. Me sentía rota, ¿era una broma todo esto? ¿Era un sueño? ¿Me despertaría y Niall estaría a mi lado?
El avión hizo que saliera de mis pensamientos, aterrizó.
Hola nueva vida...

[Narra Niall]

1 hora desde que Sandra se fue y la echo de menos... ¿Por qué no he luchado más por ella? En cierta parte, ambos sabemos que las relaciones a distancia son imposibles, pero una parte de mi cuerpo decía "Quédate, serás mi princesa y viajarás conmigo a todas partes porque siempre estaré a tu lado".
Siempre... Eso me recordó a Sandra, en la pulsera que la regalé, en nuestro albúm de fotos...
En unos días sería mi cumpleaños... Menudas ganas tenía de celebrarlo.
Esto no es estar unos días sin ella y volver a verla con todas mis ganas para poder besarla, no, esto es estar una eternidad sin ella sin verla como mi novia, viendola como una amiga, o al menos eso debía intentar.
El tiempo pasaba, el verano acabó, las hojas de los árboles empezaron a volverse rojas y amarillas, más tarde se caían de los árboles hasta quedarse desnudos. Y mucho más tarde se cubrían de nieve...
24 de Diciembre. Louis se fue por Navidad junto a Eleanor a Francia, habían estado allí 2 veces pero decidieron ir otra vez.
Danielle y Liam preparaban su boda, lo hacían con tranquilidad, la querían celebrar en Febrero pero ya tenían muchos nervios.
Y los demás seguían felices, todos menos yo... ¿Qué sería de Sandra? ¿Por qué era yo un cobarde y no la llamaba? Ella tampoco lo hizo, la verdad no sé por qué.
Yo estaba en Londres, deprimido, y mis padres y familia en Irlanda. No iba a celebrar la Navidad con ellos, no pensaba celebrarla.

miércoles, 18 de julio de 2012

Capítulo 31

VAS HAPPENIN!!!!!!????? Ajjajaja ¿Qué tal? Lamento deciros que las cosas no van muy bien... La novela a veces es así, a veces las cosas van bien y otras mal... Bueno, leer vosotras mismas y no me matéis por lo que pasa en el capítulo de hoy ;P Besos!!
MAÑANA ES MI CUMPLE LALALALAALA JAJAJAJAJAJ ESTOY COMO UNA CABRA Y VOY A POR LOS 14 AÑOS ENFIN. JAJAJAJ BYE BYE
------------------------------------------------------------------------

[Narra Sandra]

Pasó una semana, estabamos muy felices pero debía decirle a Niall que me tenía que ir a España...
-¿Quieres que demos una vuelta por el parque? -le dije a Niall-
-Vale, voy a por una gorra.
Dimos una vuelta por el parque cogidos de la mano, decidimos sentarnos en un banco a la orilla de un lago.
-Niall, debo contarte algo.
-¿Qué es lo que pasa?
-Tú te ganas la vida como cantante en One Direction, como los chicos, pero... Yo en realidad no soy nada en la vida, soy tu novia pero yo necesito saber hacer algo.
-¿Qué me intentas decir?
-Me han dado una plaza en una de las Universidades más importantes de Madrid, se necesita una nota muy alta y la obtuve.
-¿Quieres decir que te tienes que marchar? -me preguntó Niall, yo me limité a asentir-.
-Niall, yo...
-No hace falta que sigas... Pero ¿qué pasará con nuestra relación?
-La verdad es que no lo sé.
-Me puedo mudar contigo a España y... -dijo Niall, no le dejé continuar-
-¡No! No te dejaré hacer eso, si es necesario que rompamos lo haré, tu carrera como músico no la puedes perder.
-¿Entonces?
Le abracé, creo que entendió que en ese preciso momento ya no eramos pareja, solo amigos.
-¿Nos llamaremos? -pregunté-.
-Claro -dijo algo inseguro-. Voy a dar una vuelta por el parque a solas, no te parece mal ¿verdad?
-No, tranquilo, yo me voy a casa, voy a recoger mis cosas.
Lloré durante todo el trayecto hasta casa, cuando llegué, cogí mi maleta y empecé a guardar todas mis cosas. Los vestidos, las faldas, pantalones, camisetas... La ropa de Niall y mía la teniamos en el mismo armario y sin querer cogí una camiseta suya, me di cuenta y decidí quitarla de mi maleta, pero una parte de mi corazón me impidió hacer eso, me la guardé al fondo de la maleta.
También me guardé el albúm de fotos que me regaló Niall, fueron muy buenos momentos. Terminé de guardar todas las demás cosas, mi portatil, mi iPad y algunas cosas más.
Niall llegó y subió a la habitación dónde yo estaba.
-Y ¿cuándo te irás?
-Me iría en una semana pero voy a adelantar el vuelo, tengo que comprar libros y quiero hacerlo antes de que empiece la Universidad.
-De acuerdo... Si quieres que te ayude a algo estoy en la cocina.
-Vale... Gracias.
Toda esa conversación se me hizo demasiado triste, no había sentimiento alguno en sus palabras.
Llamé para que me adelantaran el vuelo, en dos días estaría en España, me quería centrar en mis estudios.
Pasó un día. Apenas hablaba con Niall, únicamente de qué ibamos a comer y alguna cosa sin importancia. Llamé a Paula y Cris para despedirme de ellas y que vinieran a casa, también vinieron Eleanor, Danielle, Louis, Zayn, Liam y Harry.
Acabé llorando. En un momento de la noche Niall subió arriba... Llamadme cotilla pero quise saber que iba a hacer.
Entró en nuestra habitación... En su habitación más bien, aunque tenía mi maleta ahí.
Cogió un trozo de papel, escribió algo bastante largo, lo arrugó y lo tiró al suelo. Se puso a llorar, todo esto lo estaba viendo por un pequeño hueco en la puerta.
Bajé abajo, junto a los demás, al rato Niall bajó.
Terminó el día, mañana a las 11 de la mañana cogía el vuelo. Yo no tenía carnet de conducir, Niall sí, pero no se lo había pedido.
Bajé a desayunar, Niall estaba desayunando ya, movió su mano en gesto de saludo, yo le sonreí.
-Niall... Si no te molesta mucho, me gustaría que me llevaras al aeropuerto.
-Vale -contestó secamente-.
Terminé de desayunar, apenas tenía hambre, subí para cambiarme de ropa. Fui a coger la maleta y... Me encontré el papel que Niall había escrito la noche anterior. Lo cogí y rápidamente me lo guardé en el bolsillo del pantalón ya que Niall había entrado en la habitación.
Cogí la maleta, pesaba mucho.
-Trae, que te ayudo.
-Gracias -dije volviendome algo roja-.
Llegamos al aeropuerto, y Niall me volvió a ayudar con la maleta.
-Creo que esto es una despedida -dije-.
-Voy a echarte de menos -me dijo Niall, se acercó a mí y me dio un corto abrazo, se giró rápidamente y se marchó-.
Me acomodé en el avión, escuché algo de música y cuando llevabamos media hora de vuelo me acordé de la nota de Niall... ¿Qué pondría?

Capítulo 30

Siento no haber puesto capítulos en estos días, perdóóón :D Besos!!
----------------------------------------------------------------

[Narra Sandra]

-Tengo sueño -murmuró Niall-.
-Y yo, pero no puedes conducir.
-¿Dormimos en el coche?
-Vale.
Llegamos al coche, nos metimos en la parte de atrás. Primero se tumbó Niall y luego yo, él me agarraba de la tripa para que no me cayera ya que el espacio era muy reducido, por lo que estabamos realmente muy juntos.
Nos despertamos a las 6 y media de la mañana debido a un ruido, salimos del coche.
-Qué romántico, el amanecer.
Niall me tendió su mano y yo le agarré, nos subimos arriba del coche. Un cielo oscuro iba dejando paso a uno claro y resplandeciente.
-Niall, no te alarmes, es sólo una pregunta pero... ¿Qué piensas sobre las relaciones a distancia?
-Que no funcionan... Pero yo siempre voy a estar aquí, pequeña -dijo Niall dándome un beso en el pelo-.
"Tú vives en Londres pero yo empiezo la universidad en Madrid en Septiembre", pensé. ¿Cuándo se lo diría? Si cuando me fui dos semanas él quería venir conmigo y no ir a los conciertos con los chicos. Y esto era durante 4 meses, ¿qué iba a pensar Niall? ¿Dejar el grupo? No le pensaba dejar hacer eso ni loca. Para colmo empiezo el 13 de Septiembre... El cumpleaños de Niall. Era 30 de Agosto por lo que me quedaban 14 días.
Volvimos a nuestra casa, y por fin, a nuestra habitación.
-Entonces ¿te acuerdas de todo?
-Sí -dijo dándome un beso en la frente-. Y lo de la chica a la que besé... Yo sólo podía pensar en ti y ella llevaba un vestido como el de nuestra primera cita... Te quiero tanto.
Me junté a él y nos besamos apasionadamente, por fin, teniamos un momento de tranquilidad.
Seguiamos besándonos, beso a beso nuestra ropa fue desapareciendo. Estábamos tumbados en la cama y seguiamos besándonos, únicamente en ropa interior.
Niall me quitó el sujetador, y así continuamos. Dos cuerpos desnudos en la misma cama queriendose el uno al otro, buscandose, amandose, disfrutando de este momento.
Dos cuerpos que se hicieron uno. Fue mi primera vez, y era con él, con Niall, el hombre que hacía que me sintiera la mujer más feliz del mundo.
Nos durmimos juntos ya que la noche anterior apenas durmimos una hora u hora y media.
Las 4 de la tarde, no habiamos ni desayunado ni comido pero seguiamos abrazados. Me sonaba la tripa, tenía un hambre terrible. Me levanté de la cama y cogí una camiseta cualquiera.
-Buenos días -le dije acercandome a él para poder besarle-.
-Pues una camiseta mía.
-Está bien -dije riéndome-.
Cogí un polo rojo, ya que era una camiseta bastante larga.
Pidimos una pizza para comer, nos moriamos de hambre.